Coaching The World

LAS EMOCIONES Y LA ALIMENTACIÓN

Comparte este articulo

“Ningún pastel de chocolate es tan inteligente como para saber lo que realmente necesito”

Comer por impulsos emocionales es más normal de lo que nos imaginamos, ante esto lo importante es aprender a identificarlo para así poder controlarlo…. veamos….

¿Qué es una emoción y qué es un sentimiento?

Emoción: Reacción biológica ante estímulos del medio ambiente

Sentimiento: Percepción mental ante esos mismos estímulos

Entonces comer por emociones es Ingerir alimentos sin tener necesidad como una forma de cubrir una emoción que no se sabe o no se puede, por el momento, como atender.

Desde que nacemos relacionamos el alimento como una forma de recibir y manifestar amor, nuestra madre y los adultos que nos cuidaban nos demostraban amor a través de alimentarnos, incluso muchas veces nos alimentaban sin necesidad de tener hambre física ….Muchas veces nuestra necesidad era algo más como frio, sueño, dolor o solo queríamos atención de su parte… pero en vez de eso recibíamos alimentos, y es, desde esa etapa que los seres humanos aprendemos a cubrir una necesidad emocional por comida y en muchas ocasiones en la edad adulta continuas con ese mismo patrón.

El alimento se convierte en la representación simbólica de los sentimientos , técnicamente “ Te comes tus sentimientos”

Pero…¿Cómo se origina el comer por emociones?

Existen muchos factores que pueden conllevar al desarrollo del patrón de comer por emociones, algunas identificadas son:

• Falta de desarrollo en la inteligencia emocional

• Mensajes parentales

• Esquema premio y castigo

• Ambivalencia

• Falta de asertividad

• Apapacho y confort

• ¡A festejar comiendo!

• Aceptación de pares

• La comida me sirve para no afrontar mis problemas o el éxito.

Según Mary Anne Cohen los desencadenantes del comer emocional pueden ser :

• Soledad • Aburrimiento • Tristeza • Comer como prevención • Fatiga • Falta de rutina • Separación / Abandono • Indecisión • Negativa a llorar • Evitación de intimidad • Rabia • Resentimiento • Felicidad • Decepción • Anestesia • Refugio • Calma • Evasión • Falta de estrategia de afrontamiento • Restricciones dietéticas

Cuando te escudas en la comida por temor a afrontar tus verdaderas necesidades, lo haces por que la comida te genera sentimientos de:

• Confianza

• Dependencia

• Seguridad

• Generosidad y Aceptación incondicional

Sin embargo la verdadera necesidad interior no desaparece , al contrario continuas con la insatisfacción de una necesidad no atendida que te causa dolor , frustración, ira, miedo, aburrimiento, soledad , preocupación y ésta seguirá aumentado si no la atiendes.

NO HAY EMOCIONES BUENAS, NI EMOCIONES MALAS…!! Pero tu si puedes decidir que hacer con ellas..!!

Subestimar tus emociones, negar lo que estas sintiendo, no hará que desaparezcan o dejes de sentirlo.

Si comes cuando necesitas llorar… Tus lágrimas siempre estarán ahí, esperando para ser derramadas

Si comes cuando sientes rabia… Estás tragando un sentimiento que tiene que salir y ser expresado.

Si comes cuando sientes algo desagradable… Quizás se presenten más emociones desagradables.

¿Qué hacer ante el comer emocional?

Empezaremos por identificar las diferencias entre hambre emocional y hambre fisiológica

  • El hambre emocional es repentina, mientras que el hambre fisiológica es gradual y paulatina.
  • El hambre emocional es urgente, mientras que el hambre fisiológica puede hacerse esperar.
  • El hambre emocional requiere de comidas específicas, mientras que el fisiológico está abierto a diferentes opciones.
  • El hambre emocional no se satisface al sentir plenitud, mientras que el hambre fisiológica se acaba al estar satisfecho.
  • El hambre emocional genera sentimientos negativos al acabar, mientras que el hambre fisiológica, no.

El hambre fisiológica surge por la necesidad de nuestro organismo de obtener nutrientes, es decir, el motivo es biológico. La sensación posterior: generalmente, después de comer debido al hambre fisiológica nos sentimos saciados y satisfechos. Todo ser humano nace perfectamente autorregulado y es capaz de identificar la sensación de Hambre, Saciedad, Satisfacción , Elección de lo que realmente se apetece por comer y comer de acuerdo a lo que solicita el cuerpo, sin embargo se puede perder o tergiversar por diferentes circunstancias que ya hemos mencionado.

Si comes cuando no tienes hambre fisiológica, detente y pregúntate de qué tienes hambre

Si no puedes encontrar una respuesta, y no sabes exactamente lo que necesitas en ese momento, no desesperes

Esta no es una razón para comer…!

Si no puedes descubrir qué sientes y qué es lo que querías satisfacer: Reconocer que no lo sabes te calmará y te consolará con mejor resultado que comer cuando físicamente no lo necesitas

No siempre sabemos lo que nos preocupa… Pero la solución no es encubrir las emociones con comida

Ante el hambre emocional:

• Qué estoy sintiendo?

• Qué necesito?

Reconocimiento de la EMOCIÓN

Las 4 clasificaciones básicas de emociones humanas de Gloria Arenson, te pueden ayudar a identificarlas

• Enfado: resentimiento, irritación, furia, molesta, ofensa, frustración, cólera, indignación, enfado, amargura, rabia, desinterés

• Alegría: felicidad, satisfacción, serenidad, comodidad, entusiasmo, ánimo, emoción, relajación, despreocupación, orgullo, calidez

• Tristeza: infelicidad, pesimismo, vergüenza, sin ánimo, preocupación, decepción, ideas negativas, melancolía, mal humor, descontento, desconcierto, inutilidad

• Terror: miedo, pánico, inseguridad, nerviosismo, ansiedad, preocupación, consternación, confusión, tensión, sensación de abandono

Detectar la emoción

¿Qué me está pasando?

¿Qué estoy sintiendo?

¿Qué me ocurre?

¿Qué necesito?

RECUERDA QUE :

La piedra angular y definitiva para mantener la recuperación y evitar las recaídas es cultivar un estilo de vida FAVORABLE. ¿Qué implica esto?…

Vivimos gobernados por los ruidos de nuestra cabeza y los deberías, y cuando comemos por emociones esto aumenta y nos tratamos como si nuestras necesidades y tiempo no fueran importantes.

Tendemos a posponer el placer y, esta privación de apoyo emocional, nos conduce a una excesiva reacción de indulgencia alimentaria.

Pero cuando nos concedemos tiempo para descansar, hacer ejercicio, dormir relajarnos, divertirnos y disfrutar de una compañía satisfactoria, nos estamos regalando el mejor remedio contra el comer emocional y la mejor prevención para las recaídas.

IDENTIFICA LO SIGUIENTE:

¿Qué es lo que llena tu vida de felicidad además del Comer Emocional?

¿Cuáles son las actividades, cosas y personas que le producen placer a tu Vida?

UNA VEZ LO IDENTIFIQUES, PRACTICALO CADA VEZ QUE SIENTAS DESEOS DE COMER POR EMOCIONES

“CASI SIEMPRE EL COMER POR EMOCIONES ES CAUSADA POR UNA NECESIDAD EMOCIONAL QUE NO ESTA SATISFECHA”

ESCRIBE AQUÍ CUAL ES LA NECESIDAD EMOCIONAL QUE NO ESTA SATISFECHA:

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Y LUEGO ESCRIBE AQUÍ: COMO PIENSAS O SIENTES QUE ESA NECESIDAD EMOCIONAL PUEDE SER SUPLIDA O SATISFECHA:

______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Y luego practícala, ( si para satisfacer esa necesidad requieres del de apoyo de otra u otras personas, habla con ellas y manifiéstales tu necesidad de forma tranquila y acuerda que pueden hacer junt@s para lograrlo, o si por el contrario puedes hacerlo sola, escribe las alternativas que te resulten mas viables. ÁNIMO …¡¡¡ LO HARÁS MUY BIEN

Explora mas artículos

Encontrar alivio en la meditación

Es importante considerar en el ejercicio de la meditación, su rol para mejorar la calidad de vida. La primera afirmación que debemos hacernos es: “Cada